Páginas

Blog sobre... lo que me apetece en el momento de escribir,... pero siempre educativo...

24 de noviembre de 2011

¿Utopía?

"Ella está en el horizonte -dice Fernando Birri- Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve, para caminar."
No es ninguna utopía decir que las injusticias mundiales tienen solución, ni tampoco un acto de demagogia, es simplemente una auténtica realidad. Son muchos los ciudadanos del mundo que son víctimas de la "crisis de la utopía", la mayor de todas las crisis que se puede sufrir cualquier ser humano. En la teoría, supone la incapacidad de poder pensar que los problemas tienen solución; en la práctica, el consuelo de no hacer nada porque "yo nada puedo hacer para solucionarlo". En conclusión: imposibilidad de tomar conciencia y de movilizarse contra las injusticias del mundo.
La verdadera revolución solidaria sólo es posible si todos los ciudadanos toman conciencia de las causas estructurales que generan los problemas (esas que todos conocemos y contra las que no queremos pelear) y luchan colectivamente para erradicarlas. El camino es extremadamente duro, arriesgado, muy difícil; y comienza por intentar cambiarse a uno mismo antes de comenzar a cambiar el mundo. Y esto se realiza durante las 24 horas del día de la vida de cada hombre. Entre esta solución y no hacer nada, siempre queda la alternativa de tirar por la calle de en medio y ser solidario en un determinado espacio y durante un periodo de tiempo y pensar que "mejor será hacer algo que nada". En esta calle de en medio se encuentran muchas "OG" que perdieron hace mucho tiempo su "N" porque se dedican a repartir la caridad en vez de exigir justicia. Juegan a maquillar los problemas pero no a ejercer la denuncia social por miedo a que el "grifo de los huevos de oro" se cierre. Es necesario que todas las Organizaciones de voluntariado recuperen la "N" para pasar de una lucha estética a una lucha eficaz y ética.
La realidad nos manifiesta que dos más dos son cuatro, del mismo modo que nos muestra que hay gente que muere de hambre porque otros mueren de indigestión, o que hay gente sin techo porque otros tienen dos, o que...
¿Utopía? Espero que la respuesta no esté en el próximo misterio de Fátima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario